Año III - número 14 - Agosto 2004 - Buenos Aires Argentina
-

Editorial

Esos malditos perros callejero
Por Conrado Yasenza

Entrevistas

Víctor Redondo - Poeta
Por Amalia Gieschen
León Rozitchner
Por Conrado Yasenza

El Damero

La derecha es un delirio eterno
Por Alfredo Grande
¿Hacia donde vá Estados Unidos?
Por Mery Castillo-Amigo
Séneca y el infortunio del hombre sin poder - Parte II
Por Marcelo Manuel Benítez
Cuide su colon, y cómprese un auto nuevo.
Por Marcos Manuel Sánchez
Malvinas, la lucha no termina
Por Marcelo Luna

Ajo y Limones: Zona literaria y miscelánea

El año 3000 nos encontrará unidos o dominados
Por Rubén Fernández Lisso
Afrodisíacos MÁS ALLÁ DEL BIEN Y DEL MAL
Por Carola Chaparro
Fútbol, deporte y poder Una charla con Ezequiel Fernández Moores
Por Rubén F. Lisso
La luz no usada. Encuentro de Escritores La Plata
Por Juan José Hernández
Libro: "El bronce que sonríe" Entrevista al Autor Vicente Zito Lema
Por Conrado Yasenza Fotos de Efraín Dávila
La Rebelión de los ángeles.
Psicoanálisis Implicado III Del diván al piquete de Alfredo Grande.
Por Juan Carlos Volnovich

Poesía y cuentos

Poesías de Joaquín Giannuzzi
Poesías de Pablo Cassi, poeta chileno.
Poesías de Silh
Cuento:
Pétalos de ángel.
Por Carola Chaparro.

El ojo plástico

Galería sobre la última Performance de León Ferrari, en el CETC (Centro de Experimentación del Teatro Colón)

Batea

Libros:
"La escuela es una fiesta. Una propuesta didáctica en torno a las fechas patrias."
De Sandra Ribba y Marcela Roberts
Navarro Bravo Editores (2004)
Por Marcelo Luna
Libros:
"Irak. El imperio empantanado"
Autor: Juan Gelman
Por Amalia Gieschen

Galerías


María Cristina Fresca:

María Cristina Fresca


Jorge Manuel Varela:

Jorge Manuel Varela


Marcelo Manuel Benítez:

Galería Marcelo Manuel Benítez


Kenti

Kenti


       Ajo y limones: zona literaria y misceláneas
 

Cuento

"Pétalos de Ángel"

Por Carola Chaparro

Hambre y nada más que hambre era lo que Micaela sentía en el estómago casi todo el día desde hacía mucho tiempo. Al principio era un ruido que surgía desde abajo, parecido al quejido de algún tipo de monstruo. Después se convertía en dolor y más tarde desaparecía y quedaba el cansancio.
Recién en ese momento, relajada, podía imaginarse comiendo todas las cosas que se preparaban por televisión (papi los había colgado del cable con toda facilidad). Veía con la cara cerca de la pantalla cuál era la mejor forma de cortar el carré de cerdo o la manera justa de asar el cordero patagónico. Los que más le gustaban eran los platos que llevaban pétalos de flores, porque pensaba que solamente los ángeles podían sentirse repletos con algo así.
Había comido –para qué negarlo- algunas de las flores que crecían en las veredas del barrio, pero el gusto amargo y las espinas la desanimaron. Las que realmente le despertaban intriga eran aquellas que se vendían en los puestos, venían envueltas en celofán y olían a cielo.
Cuando aquella noche tan fría entró en el restaurante de siempre a pedir unas monedas, nunca esperó que alguien la invitara a su mesa. Y menos un grupo de hombres del que solamente reconoció al cura, por la sotana y el crucifijo enorme. Se acomodó tranquila porque no iban a mirarla como si fueran ellos los que tuvieran hambre. El guiso de lentejas estaba bueno, el pan también.
Después salieron y caminaron hasta la iglesia; los acompañó. El cura le pidió que esperara en la puerta y al minuto salió con un ramo de flores auténticas en la mano. No de esas que crecen en las rajaduras de las baldosas, sino húmedas y perfumadas, aunque sin celofán. Flores de verdad, riquísimas, suaves para la lengua.
Micaela sonrió mucho más que otras veces. Se sintió hermosa y homenajeada. Por fin un hombre había entendido lo que realmente quería. “Y eso -como en la propaganda- se llama Impulse”, pensó mientras caminaba para su casa con un pétalo rosado entre los labios.

Por Carola Chaparro


Agradecemos su opinión sobre esta publicación

Por favor, seleccione la Nota sobre la que va a opinar:
Apellido y Nombre:
Código Postal y Localidad:
País:
Email:
Ocupación:
Su opinión sobre esta nota o sobre nuestra publicación:

Muchas gracias por su contacto

  



|© La Tecl@ Eñe - Ideas, cultura y otras historias - Todos los derechos reservados|
Registro de la Propiedad Intelectual 267822 - Queda hecho el depósito que marca la ley.
Copyright ©2001- 2004

Propietarios y Directores: Marcelo Luna - Conrado Yasenza - José Antonio Borré
Buenos Aires - Argentina