Año III - número 14 - Agosto 2004 - Buenos Aires Argentina
-

Editorial

Esos malditos perros callejero
Por Conrado Yasenza

Entrevistas

Víctor Redondo - Poeta
Por Amalia Gieschen
León Rozitchner
Por Conrado Yasenza

El Damero

La derecha es un delirio eterno
Por Alfredo Grande
¿Hacia donde vá Estados Unidos?
Por Mery Castillo-Amigo
Séneca y el infortunio del hombre sin poder - Parte II
Por Marcelo Manuel Benítez
Cuide su colon, y cómprese un auto nuevo.
Por Marcos Manuel Sánchez
Malvinas, la lucha no termina
Por Marcelo Luna

Ajo y Limones: Zona literaria y miscelánea

El año 3000 nos encontrará unidos o dominados
Por Rubén Fernández Lisso
Afrodisíacos MÁS ALLÁ DEL BIEN Y DEL MAL
Por Carola Chaparro
Fútbol, deporte y poder Una charla con Ezequiel Fernández Moores
Por Rubén F. Lisso
La luz no usada. Encuentro de Escritores La Plata
Por Juan José Hernández
Libro: "El bronce que sonríe" Entrevista al Autor Vicente Zito Lema
Por Conrado Yasenza Fotos de Efraín Dávila
La Rebelión de los ángeles.
Psicoanálisis Implicado III Del diván al piquete de Alfredo Grande.
Por Juan Carlos Volnovich

Poesía y cuentos

Poesías de Joaquín Giannuzzi
Poesías de Pablo Cassi, poeta chileno.
Poesías de Silh
Cuento:
Pétalos de ángel.
Por Carola Chaparro.

El ojo plástico

Galería sobre la última Performance de León Ferrari, en el CETC (Centro de Experimentación del Teatro Colón)

Batea

Libros:
"La escuela es una fiesta. Una propuesta didáctica en torno a las fechas patrias."
De Sandra Ribba y Marcela Roberts
Navarro Bravo Editores (2004)
Por Marcelo Luna
Libros:
"Irak. El imperio empantanado"
Autor: Juan Gelman
Por Amalia Gieschen

Galerías


María Cristina Fresca:

María Cristina Fresca


Jorge Manuel Varela:

Jorge Manuel Varela


Marcelo Manuel Benítez:

Galería Marcelo Manuel Benítez


Kenti

Kenti


       Batea

Libros:

"Irak. El imperio empantanado"

Autor: Juan Gelman

Por Amalia Gieschen

El imperio embostado

 Los pies del imperio “son de barro” y la resistencia, una conjura para los necios. Todo lo que esta humilde servidora del lector reseñe a razón de Juan –diría Cortázar- es poco. Lo mucho escancia al leer sus libros.

En 1915, James Bryce argumentó sobre la veracidad -dinero mediante- de las denuncias –falsas- de Whitewall. Más tarde, Martín Heidegger sustentó filosóficamente al nazismo. En 2003, un Mario Vargas Llosa subvencionado por España, aliada a Estados Unidos, diseñó en el Diario de Irak la invasión estadounidense a Medio Oriente como una “guerra” y un “mal menor”.

Las palabras no son inocentes ni las contradicciones errores. Pueden infiltrarse en el inconsciente de una sociedad que termine apoyando crímenes a cambio de una buena justificación. Algunas palabras se corporizan en injusticias contra las cuales han resistido e insistido los latinoamericanos Eduardo Galeano, Mario Benedetti, el asesinado Rodolfo Walsh y Juan Gelman, entre otros. El autor de Valer la pena ha editado Afganistán. Iraq. El imperio empantanado, libro que recopila sus artículos publicados en Página/12 desde el domingo posterior al 11 de septiembre de 2001, hasta noviembre del 2003. Son testimonios de un poeta francotirador en quien el periodismo cobra forma de poesía, de moral de las palabras, de eco humano en ese vacío “lleno de mierda vieja”, según reza su poema Sucede.

Es cierto, estos artículos fueron escritos durante el fragor de los acontecimientos, aunque el concepto que los inspira no es mera reacción. Luchar por la verdad afgana-iraquí es recapitular la búsqueda por la verdad en Argentina, en Panamá o en Vietnam, es desandar resignación y silencio. Sus palabras develan palabras –omisiones, eufemismos- del establishment yanki, asestando un golpe al corazón del imperio. Compendio de historia,  reflejo del pasado. Notas entrelazadas en una teoría: el presidente George W. Bush (Franklin Roosevelt) sabía de antemano que atacarían en Nueva York (Pearl Harbor). No evitó el atentado al World Trade Center ni al Pentágono, ni las muertes, porque servirían de excusa para lo que se cometería con o sin agresión: la colonización de Oriente .  

La historia se retrotrae y repite cuando Bush defiende sus intereses económicos blandiendo un racismo contraproducente. Casualmente – o no-quienes bogaron por la “paz”  (Francia, Alemania, Rusia), o tenían contratos petrolíferos o eran acreedores de deudas públicas iraquíes que con el derrocamiento de Saddam Hussein probablemente no cobraron.

Gelman demuestra que autócrata de Baaz y dictador Jorge Rafael Videla tienen en común al entrenador intolerante (Bush) que subestima la resistencia, perora democracia aún moldeando la libertad de expresión a su gusto, que se guía por el “divide y reinarás”, goza de inmunidad (impunidad) internacional, cercena los derechos civiles de los estadounidenses y produce, literalmente, sus propios desaparecidos.

Si el historiador de arte Sir Kenneth Clark aduce que los imperios necesitan expandirse antes de morir por cansancio de grandeza y pérdida de moral, es interpretable el delirio olímpico de los capitalistas por conquistar Marte como un manotazo agónico antes de ahogarse en su mierda.

Por Amalia Gieschen


Agradecemos su opinión sobre esta publicación

Por favor, seleccione la Nota sobre la que va a opinar:
Apellido y Nombre:
Código Postal y Localidad:
País:
Email:
Ocupación:
Su opinión sobre esta nota o sobre nuestra publicación:

Muchas gracias por su contacto

  



|© La Tecl@ Eñe - Ideas, cultura y otras historias - Todos los derechos reservados|
Registro de la Propiedad Intelectual 267822 - Queda hecho el depósito que marca la ley.
Copyright ©2001- 2004

Propietarios y Directores: Marcelo Luna - Conrado Yasenza - José Antonio Borré
Buenos Aires - Argentina