Año III - número 12 - Marzo 2004 - Buenos Aires Argentina
-

Editorial

El filo de las láminas
Por Conrado Yasenza

Entrevistas

AMIA: Entrevista a Gabriel Levinas - Director de "El Porteño"
Por Vicente Zito Lema y Conrado Yasenza

El Damero

¿Una moral nueva y un nuevo sentido?
Por Mery Castillo-Amigo
La crisis de la Masculinidad
Por Marcelo Manuel Benítez
El discreto encanto de la peronía
Por Alfredo Grande

Ajo y Limones
Zona literaria y miscelánea

Julio Cortázar: Tremendo Cronopio
Por Conrado Yasenza
Cuentos:
"Felicidad sin perdices"
"Qué pasa"
Por Carola Chaparro
El Extranjero
Por Variya
Historia apta para todo público
Por Carola Chaparro

Poesía

Poemas de Fabio González
Poemas de Emilia Lahitte
Poemas de Marcelo Manuel Benítez

El ojo plástico

Juan José Eguizabal Escultor

Batea

Libros:
"El inventor de juegos"
Autor: Pablo de Santis
Por Carola Chaparro

Galerías


María Cristina Fresca:

María Cristina Fresca


Jorge Manuel Varela:

Jorge Manuel Varela


Marcelo Manuel Benítez:

Galería Marcelo Manuel Benítez


Kenti

Kenti


       El Damero

El discreto encanto de la PERONÍA

Escribe Alfredo Grande

Especial para La Tecl@ Eñe

En un reportaje, un periodista extranjero le preguntó a Perón como era la distribución política de los argentinos. El General respondió: “bueno un tercio son conservadores, un tercio socialistas, un tercio radicales”. ¿Pero y peronistas? Volvió a preguntar desconcertado el periodista. “Ah, no - respondió Perón – peronistas son todos” En una novela de Osvaldo Soriano, un personaje se defiende: “Yo nunca me metí en política, siempre fui peronista”. Peronista entonces designa un Universal no partidario. Está ligado a la idea de Movimiento policlasista. Lo incompatible que albergaba estalló en la masacre de Ezeiza. Pudo apenas ser controlado por el General.

Con Isabel el derrumbe, como el del Glaciar, era cuestión de tiempo. La negación maníaca de estas contradicciones tenía una importancia decisiva en la resistencia. Cuando la Revolución Libertadora se mostró abiertamente como Restauración Conservadora, pasando Lonardi a la categoría de efímero ex, apareció el peronismo del luche y vuelve. El diagnóstico diferencial entre peronismo y peronía solo es posible a partir del regreso mítico del General. Denomino peronía a la captura reaccionaria del peronismo. Captura que incluso tuvo el mismísimo General, en su famoso discurso del primero de mayo echando a la juventud maravillosa de la plaza. Los peronios son siempre mas peronistas que Perón. La lealtad es su máxima. Isabel conducción fue su doctrina. Para la peronía gorila es todo aquel que intenta ensayar alguna crítica a la doctrina del General. Para los peronistas, gorilas son los que apoyaron y apoyan la restauración conservadora. Lamentablemente, la peronía y los peronistas han estado fusionados en algunas oportunidades. En las últimas elecciones, los tres candidatos peronistas en realidad eran peronios. El Padre de la Convertibilidad, el señor Feudal de San Luis, y el Gobernador del Calafate, llegado a esas lides por la deserción del Señor de las Inundaciones, que vio algo que nunca pudo contar. (Situación opuesta a la de Mónica Lewinski que contó algo que en realidad no tenía que ver) Fueron tres peronios y ninguno pudo ser candidato del Partido Peronista por la habilidad fullera del Amo Bonaerense, que hizo un per saltum de las internas, lo que me parece que al menos impidió una guerra civil porque hubiera ganado el padre de Máximo Saúl. Eran tres peronios, instituidos en los mecanismos del poder y destinatarios de la fracasada profecía del “que se vayan todos”. Habría que haber agregado una postdata: “y que no vuelvan”. El peronio de la última hora dio doble batacazo. Primero ganó por virtud de un ballotage que era como patear un penal sin arquero (puede fallar) Y segundo en el discurso de asunción del cargo, se clonó a peronista. Los peronios todavía no saben bien que hacer, porque no pueden enfrentarlo como si fuera un radical cualquiera. Uno de los más peronios de todos, que huyó de la gobernación y regresó como diputado, está evaluando el tema entre sus devaneos de gatillo fácil y transplante capilar. De todos modos, y por el momento, la peronía está tranquila. La salvaje devaluación pulverizó salarios, que actualmente tienen un poder adquisitivo menor en un 30%. Pero con la convertibilidad ya estaban pulverizados, nadie se dio demasiada cuenta de la diferencia. Los impuestos al consumo son confiscatorios y prometen nuevas escaladas recesivas. El superávit fiscal es un límite de goma para el depredador monetario internacional. Una moratoria unilateral de los pagos hasta que se determine judicialmente la legitimidad y legalidad de la deuda, cuantas veces se pagó y quienes verdaderamente la contrajeron, parece una forma de mantener para el actual gobierno su carácter peronista y alejarse del discreto encanto de la peronía. Este es un momento histórico para verificar la profecía de Evita, la fundadora histórica del peronismo: “el peronismo será revolucionario o no será”. Es decir, será peronía. Ya lo fue por mas de diez años, incluyendo la ¿gestión? de gobierno de Isabel con o sin Brujo. De lo que se trata es que pueda recuperar lo que tantas veces perdió: la lucha revolucionaria. El lema peronio por excelencia: “ni yanquis ni marxistas: peronistas” deberá dar paso a otros lemas donde el divorcio histórico de la izquierda revolucionaria y el peronismo combativo y de base sea reparado. Creo que la Patria Socialista fue un intento fallido, porque aun el peronismo estaba demasiado infiltrado de peronios. Después de los horrores y dolores de la dictadura militar, después de los errores y dolores de las dictaduras civiles, después de los levantamientos populares contenidos por los vallados ideológicos de los democratismos burgueses, quizá sea el momento de volver a cambiar la historia. Para eso es muy necesario, me atrevo a decir que imprescindible en el mediano plazo, que el Presidente sea cada vez mas peronista y que el discreto encanto de la peronía no lo seduzca.
Si lo logra, no lo votaré pero prometo aplaudirlo.

Por Alfredo Grande


Agradecemos su opinión sobre esta publicación

Por favor, seleccione la Nota sobre la que va a opinar:
Apellido y Nombre:
Código Postal y Localidad:
País:
Email:
Ocupación:
Su opinión sobre esta nota o sobre nuestra publicación:

Muchas gracias por su contacto

  



|© La Tecl@ Eñe - Ideas, cultura y otras historias - Todos los derechos reservados|
Registro de la Propiedad Intelectual 267822 - Queda hecho el depósito que marca la ley.
Copyright ©2001- 2004

Propietarios y Directores: Marcelo Luna - Conrado Yasenza - José Antonio Borré
Buenos Aires - Argentina