Año III - número 11 - Diciembre 2003 - Buenos Aires Argentina
-

Editorial

La ciudad de las filtraciones
Por Conrado Yasenza

Entrevistas

Doris Halpin - Perfiles de Ricardo Carpani
Por Marcelo Luna

El Damero

Seminario: "Neoliberalismo y cultura, perplejidades del nuev siglo"
Breve historia de la tortura en la Argentina - II Parte
Por Marcelo Benítez
El cuerpo de sílice.
Por Alfredo Grande
Cooperativismo: Asociación libre y auténtica.
Por Rubén Fernández Lisso
Capitalismo y desocupación: "Los lunes al sol"
Por Marcelo Benítez

Ajo y Limones

Héctor Yánover.
Por Amalia Inés Gieschen Zarrabeitia.
Poemas
Por Héctor Yánover
Leonardo Martínez Poeta Catamarqueño
El Tango: escrito en el cuerpo.
Lic. Mirta Vazquez
Burguesía y gangsterismo en el deporte. El atrofiado hipertrofiado.
de Dante Panzeri
Nuestra América.
de José Martí

Dossier

Joseph Goebbels
Genio del mal II
Por Marcelo Rebón

El ojo plástico

Carpani

Batea

Libros: "Estúpidos Hombres Blancos" Autor: Michel Moore Por Rubén Fernández Lisso
Libros: "La mestiza de Pizarro" Autor Alberto Vargas Llosa Por Carola Chaparro

Galerías


María Cristina Fresca:

María Cristina Fresca


Jorge Manuel Varela:

Jorge Manuel Varela


Marcelo Manuel Benítez:

Galería Marcelo Manuel Benítez


Kenti

Kenti


 

 

 

 

 

 

       Ajo y limones: zona literaria y misceláneas

Leonardo Martínez

Poeta

Leonardo Martínez (1937) Catamarqueño. Egresado de la Escuela de Artes Musicales de la Universidad Nacional de Tucumán, ejerció la docencia en dicha institución y en el Colegio Sagrado Corazón. En 1980 regresa a Catamarca para dedicarse a tareas rurales en Tacana, localidad de las cerranías de Ancasti, hasta 1989. Martínez ha publicado “Tacana o Los linajes del tiempo” en 1989 (recibiendo la Faja de Honor de la Sociedad Argentina de Escritores, en 1990), “Ojo de brasa”, editado en la colección “Cuadernos de Sudestada”, dirigida por Ana Emilia Lahitte, “El señor de Autigasta”, publicado por Último Reino en 1994, y “Asuntos de familia” (Último Reino 1997). Ha recibido,  entre otras, las siguientes distinciones: Mención Especial en Poesía, Producción 1992/1995, dentro del Régimen de Premios Nacionales; Primer Premio de Poesía, año 1996, en el concurso de la Fundación Carmen Gándara, y Primer Premio a la Producción Intelectual y artística de Catamarca, en 1994.  En la actualidad se encuentra preparando su próximo libro, “Jaula Vacía”. Desde hace diez años reside en Buenos Aires.    

Literaturas regionales: Poesía y región*

“Siempre me ha parecido artificiosa y esquemática la división entre literatura urbana y regional. En realidad, sólo hay literaturas regionales, y en el caso de existir una literatura nacional, ha de estar necesariamente integrada por un conjunto de regiones, no sólo por la pampa húmeda y su ciudad-puerto.

Porque la región, liberada de ornamentos folclóricos y de énfasis nativistas, se hace sentir a manera de cadencia sonora en el aliento de sus mejores poetas. Bachelard enseñaba que la poesía, en su forma simple, natural, lejos de toda ambición estética y de toda metafísica, es una alegría del aliento, la dicha evidente de respirar.

“La poesía – escribe T.S. Eliot en un famoso ensayo – difiere de todas las demás artes por cuanto tiene para los de la raza y lengua del poeta un valor que no tiene para los demás. Es más fácil pensar en un idioma extranjero que sentir en esa lengua. Por eso, no hay arte más obstinadamente nacional que la poesía”.

Si omitimos la desagradable palabra raza empleada por Eliot, de franca connotación fascista, podríamos parafraseando en lo esencial y decir que no hay arte más obstinadamente regional que la poesía”

Juan José Hernández 

*Fragmento de Poesía y región, texto leído por el autor en el homenaje al grupo de la Carpa, en 1993, con motivo del cincuentenario de su creación. El texto forma parte del último libro de Hernández, Escritos Irreberentes, publicado por Adriana Hidalgo editora.


NEW YORK ESTÁ LEJOS

dicen

París también

Con mi madre y tía Encarnación

viajamos a Buenos Aires

Es la noche del 18 de Agosto del 41

Las Salinas Grandes

desde la ventanilla del tren

parecen un lago de cristal reverberante

Mi madre exclama

                                            - Soberbio paisaje

La corrige Encarnación

- No digas soberbio se usa lindísimo

Pero el paisaje es soberbio

Yo estoy contento

con mi guardapolvo de seda cruda

con mi madre

que canta a media voz arias de Mozart

y el trajecito recién estrenado en el coche comedor

Vamos a Buenos Aires

Elegantes

“Ala page” sin importar la guerra

Por Favor no nos digan provincianos

- En Europa éramos argentinos

afirma Encarnación

En Europa todos los gatos son pardos

Tengo cuatro años y me llevan al Teatro Colón

En la valija van mi traje de terciopelo negro

la camisa con encajes

las medias blancas tres cuartos y los zapatos de charol

Viajamos a Buenos Aires sintiendo apenas

que en un lugar distante

se derrumba el cielo

y un verano sucio humea

Pero todos se inclinan ante Europa

la Europa de Hitler y de Pétain

de Mussolini de Churchill de De Gaulle

Sin embargo la guerra nos llega como noticia

porque no somos ese mundo

Yo nunca quisiera ser ese mundo

de museos de catedrales marchitas

Soy un niño Tengo cuatro años

Me gusta montar mi petiso

en las madrugadas

y hollar los tréboles cargados de rocío

Me lo ensillan Rosario y el Abisinia

uno es rubito y el otro retinto

Escoltan mi sueño

Se arrodillan a cada lado de mi cama

rezamos el “bendito” y la oración al Ángel

y se quedan hasta que me agarra el sueño

Los extraño

Según mi abuela

los pobres y los negros pertenecen a una creación distinta

Eso sí

Tata Dios nos pide que los amparemos

A pesar de las creaciones distintas

Pienso

animales sirvientes y patrones

respiramos el mismo aire

Soy feliz con los hijos de los peones

aunque siempre pierda en los juegos

Ellos son más astutos y violentos

Inmisericordes

Está bien     Me gusta       Quiero ser como ellos

mi abuelo los azota

para que no se junten conmigo

El tren es una dulce y velos hamaca

Me duermo

Cuando despierte estaré en Buenos Aires

Lo que llaman Europa seguirá en llamas

¡Ah! Bidú Sayao canta

en el Liederkranz Hall de New York

fragmentos de Manón

hoy 18 de Agosto del 41

(de “Viaje a la Noche”, del libro Rápido Pasaje, Ediciones Último Reino, 1999)


COMO a los mellizos místicos

me amamantó una loba

En realidad fue una perra negra

cuya leche sagrada

llenó de furor religioso mi infancia

No me hizo falta otra madre

pues la leche de la perra negra

dejó en mis labios

el gusto agreste de la inmortalidad

Fundé la ciudad donde sueño

y tuve hijos

prolongados en una descendencia innumerable

criaturas transparentes

que abarrotan pasado y porvenir

(de “Mitológicas”, del libro Asuntos de familia y otras imposturas, Ediciones Último Reino, 1997)


ENTONCES

nos gustaba mirar

las puestas del sol,

hundirnos en la sombra caliente

y soñar.

Entonces,

¡ay! rezábamos,

cumplíamos penitencias de rodillas,

comulgábamos,

las rodillas callosas y escamadas

con una paspa dura y seca.

También

guardábamos secretos

envueltos en hilachas de oraciones

dentro de un corazón apasionado.

Eran secretos penosos,

hermandades presentidas,

complicidades con las asombras leves

que empezaban a velar los cuerpos.

(de “La Infancia”, del libro El Señor de Autigasta, Ediciones Último Reino, 1994)


EN LAS FAMILIAS VIEJAS

se estrujaban la conciencia y el amor

Y como el señor de Autigasta

encontrábamos la libertad

 al morar en el monte.

Conviviendo con los animales silvestres

aprendimos a oler al enemigo,

a ver lo que ocurre detrás del horizonte

(también a escribir con silencios,

a inventar palabras mudas).

De nuestras mancebías

provinieron los mestizos,

aquellos desgraciados poetas de la tierra.

 (de El Señor de Autigasta, Ediciones Último Reino, 1994)

Producción: Conrado Yasenza


Agradecemos su opinión sobre esta publicación

Por favor, seleccione la Nota sobre la que va a opinar:
Apellido y Nombre:
Código Postal y Localidad:
País:
Email:
Su opinión sobre esta nota o sobre nuestra publicación:

Muchas gracias por su contacto

  



|© La Tecl@ Eñe - Ideas, cultura y otras historias - Todos los derechos reservados|
Registro de la Propiedad Intelectual 267822 - Queda hecho el depósito que marca la ley.
Copyright ©2001- 2003

Propietarios y Directores: Marcelo Luna - Conrado Yasenza - José Antonio Borré
Buenos Aires - Argentina